Aniversario Julio C. da Rosa
Por: Fecha: 25 agosto, 2020 Categorias: Literatura
rosa

Narrativa criollista

A cien años del nacimiento de  Julio C. da Rosa se acaba de publicar un libro sobre su vida y su obra, considerada por muchos clásica de una época y tradición muy propia de la cultura de Uruguay.

Renombrado escritor en su tiempo, da Rosa fue un intelectual y hombre de pensamiento y de acción que dejó una nutrida producción literaria de narrativa criollista, curiosamente olvidada por un sector de la intelectualidad del país.

Oriundo de Treinta y Tres, del medio rural, da Rosa fue siempre un gran enamorado de su terruño, muy joven se convirtió en activista estudiantil, y luego en diputado. Fue hombre de radio y de la educación, prologuista de todos los pedidos, así como jerarca de la Dirección de Espectáculos Públicos y de la de Cultura de la Intendencia de Montevideo. Ocupó un sillón como Presidente de la Academia Nacional de Letras y fue el impulsor del Festival del Olimar. Nunca olvidó sus raíces ni a los más necesitados, enriqueció a la literatura desde un estilo “criollista”, con títulos de gran repercusión en grandes y chicos.

Inquieto periodista –como lo calificó en el prólogo Miguel Ángel Campodónico-  y poeta Luis Marcelo Pérez acaba de presentar una ambiciosa publicación sobre la obra y la vida del escritor treintaitresino en su libo “Ese lejos tan cerca, Julio C. da Rosa en su viva aldea”.

No se trata de un análisis crítico de la obra de Da Rosa, pero la producción literaria del biografiado está debidamente presentada. No es un libro para académicos y eruditos, pero sí para lectores exigentes. Por sus páginas desfila el escritor, el padre de familia, el dirigente estudiantil y político, el educador,  el legislador, el masón y un largo etc. Estas dos últimas facetas  que fueron desatendidas de su personalidad.  Julio C. da Rosa tuvo una labor parlamentaria meritoria, como lo refleja su proyecto para la producción nacional de yerba mate. No menor fue su desempeño como masón, ocupando los más altos cargos jerárquicos y fundando logias.

La reconstrucción genealógica y geográfica del espacio rural y familiar que forjaron en vivencias y valores al escritor olimareño merecen reconocimiento.

 
Compartir